La mitad de los chicos adoptados en Santa Fe tienen más de ocho años

172 veces leído

 


La tendencia se consolidó en los últimos dos años y es inédita a nivel nacional. Además, se acaba de conocer el otorgamiento de la adopción plena para la adolescente que motivó el lanzamiento de la primera convocatoria pública.

Desde el Registro Único Provincial de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga), dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, informaron que en 2017 y 2018 el 50% de las vinculaciones para adopción que se concretaron en la provincia correspondieron a chicos y chicas mayores de ocho años, una tendencia inédita a nivel nacional, donde solo el 1% de los aspirantes se anota para adoptar a niños a partir de esa edad.

Las estadísticas indican que en 2016 se habían adoptado 49 chicos en la provincia, de los cuales solo tres tenían más de tres años. El balance, 12 meses después, reflejó que de 102 vinculaciones, 55 corresponden a niñas y niños entre ocho y 18 años. En 2018 pasó algo similar: se concretaron 115 procesos de adopción, 57 de los cuales eran de adolescentes.

El secretario de Gestión Pública, Matías Figueroa Escauriza, aseguró que “en los últimos tres años se incrementaron las adopciones en la provincia y, en especial, las de adolescentes. Esto es consecuencia del trabajo realizado para modificar el sistema: el gobernador Miguel Lifschitz firmó nuevos decretos reglamentarios y realizamos numerosas actividades de concientización como charlas abiertas en las cinco regiones”, relató.

“Lo que está sucediendo es inédito en la Argentina, según los datos que figuran en las bases nacionales, donde solo 1% de los aspirantes se anota para adoptar a niños mayores de 8 años. Aquí ya concretamos 102 vinculaciones de adolescentes en dos años; el 50% de los chicos y chicas adoptados en Santa Fe son adolescentes, en una tendencia que se mantiene en el tiempo”, subrayó.

UN CASO EMBLEMÁTICO
Esta semana, la justicia de Familia de Rosario otorgó la adopción plena de una adolescente a su actual guardadora. Se trata de la niña de 13 años para la cual el gobierno de la provincia lanzó la primera convocatoria pública a los fines de encontrarle un hogar. Hace un año que la mamá y la hija viven juntas, ahora la resolución judicial cierra el circuito e incluso ordena al Registro Civil que plasme la nueva identidad de la joven.

La sentencia fue recibida con beneplácito en el Ruaga, teniendo en cuenta que se trata de un caso emblemático, el primero en el que se implementó el procedimiento de la convocatoria pública nacional, a fines de 2017.

Otro dato particular de este caso es que la madre adoptiva fue representada por el Estado en el juicio de adopción. Esto fue posible a través de un área específica creada en el ámbito del Centro de Asistencia Judicial (CAJ), que brinda acompañamiento jurídico sin costo.

“Nos llena de orgullo hacer todo lo que esté a nuestro alcance para generar nuevas oportunidades para los niños y las niñas, en un escenario muy complejo de crisis económica. Por eso decidimos implementar esta modalidad de representación en el marco de los CAJ, que dependen también del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos”, explicó Figueroa Escauriza.

La cantidad de inscriptos en el Ruaga es dinámica, porque permanentemente se están anotando nuevos aspirantes (parejas o personas solas) a la vez que se concretan adopciones, pero de todas maneras ronda los 850 postulantes. “De ellos, 230 legajos están dispuestos a prohijar chicos de ocho años para arriba, es decir el 27%, lo cual ya representa una diferencia abismal con lo que sucede a nivel nacional”, describió.

“Todavía falta, en esta materia siempre hay pendientes. Seguiremos trabajando en la concientización de los aspirantes para que amplíen su disponibilidad adoptiva y difundiendo los alcances del Ruaga y del instituto de la adopción, esa maravillosa experiencia en la que se unen niños y adultos para transformarse en familia”, concluyó el secretario de Gestión Pública.

Ad
Ad
Ad
Ad

También puede gustarle...