Una nieta restituida por “Abuelas de Plaza de Mayo” disertó en la EESO Nº 233 (Video)

286 veces leído

Se trata de la nieta recuperada Nº 96, Sabrina Valenzuela Negro, quien contó su testimonio de vida a todos los alumnos del turno tarde de la institución de nivel secundario.

Este jueves 8 de agosto, se llevó a cabo la charla en el SUM de la escuela ante cerca de 200 alumnos, docentes y directivos. Apoyados por la proyección de videos, los alumnos siguieron muy atentamente la exposición de Sabrina y su testimonio, en el marco de la apropiación de bebés durante la última dictadura militar.

Luego brindó un taller sobre identidad a los alumnos de cuarto año “C”. Fue una jornada llena de emociones.

***Charla en la EESO N 233 de la nieta restituida Sabrina Valenzuela Negro y una referente de Abuelas de Plaza de Mayo***

Posted by Rescatados Television – Calchaqui on Thursday, August 8, 2019

Raquel Negro y Tulio Valenzuela se conocieron en Rosario, formaron pareja y por un tiempo vivieron en Brasil. Regresaron en enero de 1978 a Mar del Plata, donde fueron secuestrados. Raquel estaba embarazada de siete meses de mellizos. Fueron llevados al CCD “Quinta de Funes”.

A principios de marzo de 1978 dio a luz una niña y un niño en el Hospital Militar de Paraná. Ambos bebes permanecieron internados en la unidad de terapia intensiva de dicho hospital, y luego fueron llevados al Instituto Médico de Pediatría donde ingresaron a la niña como “Soledad López” y al niño como “N/N López”. Las fuerzas de seguridad abandonaron a la pequeña en la puerta de un convento y fue dada en adopción a la familia Gullino.

A fines de noviembre de 2008, una joven que dudaba de su identidad se presentó en la filial de Abuelas de Rosario. A los pocos días de su entrevista la joven recibió una citación de la jueza que ordenaba la pericia genética dando intervención a la CONADI en el caso.

El 23 de diciembre de 2008, la jueza informó a la joven que los resultados confirmaban que era hija de Raquel y Tulio. Sus padres y su hermano que nació en cautiverio permanecen desaparecidos.

Ad
Ad
Ad
Ad
Ad
Ad

También puede gustarle...