Bomberos Voluntarios de Calchaquí cortaron el pasto en el monolito por la Tragedia del Colegio Ecos

2802 veces leído

Está ubicado en el km 689 de la ruta 11, donde el 8 de octubre de 2006 perdieron su vida 12 personas, entre ellas 9 alumnos secundarios.  Una labor muy solidaria y noble de los bomberos voluntarios Cristian Bazán, Nemesio Videla y la actual jefa de Cuerpo Activo Carina Simbron.

Este jueves 23 de enero, tres bomberos voluntarios del Cuartel Nº 101 con sede en Calchaquí, tomaron sus motoguadañas y en un móvil se trasladaron hasta el monolito que recuerda la Tragedia de Ecos.

Los yuyos ya tapaban el ingreso al monolito que recuerda el mayor siniestro vial del norte provincial y que conmocionó a Calchaquí y Margarita en la noche de aquel 8 de octubre de 2006. Muchos de estos bomberos prestaron asistencia a las decenas de heridos que dejó el choque frontal de un colectivo y un camión.

Un cartel adherido al alambrado con la imagen de Jesús y la inscripción “No sufran, ellos están conmigo” señala el lugar del accidente. También hay en el lugar un monolito, con una placa recordatoria que ya no se lee, y una cruz, en cuyo pie hay piedras con algunos nombres escritos. El lugar no es fácil de encontrar porque los árboles sembrados como símbolo de un descanso en paz prácticamente tapan la escena.

La tragedia se desató alrededor de las 20.30 del domingo 8 de octubre de 2006. La delegación escolar, que había realizado tareas comunitarias en la escuela El Paraisal, del sur chaqueño, era trasladada de regreso hacia Villa Crespo, cuando colisionó con un camión que circulaba zigzagueante por la ruta nacional 11. El impacto fue en el kilómetro 689 de la Ruta Nacional N° 11.

En el lugar se recuerda a las víctimas. Nueve alumnos: Benjamín, Delfina, Federico, Justine, Lucas, Julieta G, Daniela, Nicolás, Julieta P y una docente llamada Mariana. También murieron el conductor del camión y su acompañante. Y hubo casi 40 heridos.

 

Ad
Ad
Ad
Ad
Ad

También puede gustarle...