Confirmaron la pena a siete años de prisión impuesta a un hombre por corrupción de menores en Vera

138 veces leído

El condenado es Claudio Fabián Mereles, quien tiene 52 años y cometió los ilícitos en 2017. El hermano de la niña de 13 años descubrió mensajes escritos, fotos, audios y videos con contenido sexual que ella recibía en su celular por Whatsaaps.

            Un tribunal de segunda instancia de la ciudad de Vera confirmó la condena a siete años de prisión impuesta a Claudio Fabián Mereles por la autoría del delito de promoción y facilitamiento de la corrupción de menores. La sentencia fue dictada por mayoría por los camaristas Carlos Damián Renna, José Antonio Mántaras y Roberto Prieu Mántaras (quien se abstuvo de votar).

            El fiscal que investigó lo ocurrido y representó al MPA en la audiencia es Alejandro Rodríguez. Recordó que “Mereles fue condenado en mayo de 2019 por hechos ilícitos cometidos dos años antes en perjuicio de una menor de 13 años”. Al respecto, precisó que “el condenado llevó adelante su accionar delictivo a través de la red social WhatsApp”.

            El acusador público también valoró la labor de su equipo de trabajo, tanto durante la investigación como en el juicio y en la instancia de apelación.

Agravios

            El fiscal Rodríguez detalló que “la Defensa de Mereles solicitó que se revocara el fallo de primera instancia con el argumento de que  había sido ‘injusto y arbitrario’ porque –según sostenía– no había sido acreditada la responsabilidad penal del condenado”. No obstante, “los camaristas aseguraron que en el veredicto apelado no hay insuficiencias ni falta de fundamentación”, indicó.

            “En cuanto a los agravios esgrimidos por la Defensa, los camaristas aclaran en su resolución que, en realidad, fueron ‘meras discrepancias con la valoración de la prueba’, lo cual no es causal de nulidad”, explicó el funcionario del MPA. En tal sentido, mencionó que “el tribunal desestimó todos los cuestionamientos y rechazó la absolución pretendida”.

Mensajes

            “La menor transitaba su escolaridad primaria a principios de 2017, cuando Mereles perpetró el delito”, detalló el fiscal. Según relató, “el hermano de la niña descubrió mensajes escritos, fotos, audios y videos con contenido sexual que ella recibía en su celular y provenían de una línea telefónica que pertenecía al condenado”.

            Rodríguez destacó que “al enterarse de la situación, los padres de la víctima radicaron inmediatamente la denuncia que dio origen a la investigación”. Asimismo, señaló que “la madre se constituyó como querellante y manifestó su acuerdo con lo resuelto por la Cámara”.

Ad

ESCUCHA RADIO SOL 103.7 FM ON LINE

Ad
Ad
Ad
Ad

También puede gustarle...